Locales/Música

La Mona pisó fuerte en el Lollapalooza

En el último día del festival internacional, la leyenda cordobesa hizo vibrar al ritmo del tunga tunga a la juventud que lo aclamaba en el Hipódromo de San Isidro.

Si algo le faltaba a la Mona Jiménez de hacer en su vida era estar en el Festival de música más grande del mundo. Y ahora ya lo puede tachar de la lista. El Mandamás del cuarteto estuvo este domingo en el Lollapalooza y fue el encargado de ponerle fiesta a un público más acostumbrado a moverse con otros ritmos.

Como nos tiene acostumbrados Carlos «La Mona» Jiménez, acá y en cada lugar al que va, dejó su huella y «la rompió» en el escenario principal. Igual de sorprendente como cuando se conoció la noticia de su participación en esta edición del festival, el cordobés dejó a todo el público encantado, arengando y bailando a puro ritmo de cuarteto.

En un impase de rock, llegó La Mona para ponerle color, tonada y fiesta a una multitud de jóvenes que bailaban y cantaban al ritmo de sus éxitos. «El Marginal», «Beso a Beso», «Quien se ha tomado todo el vino» sonaron fuerte en el Lollapalooza, en medio del glitter, las bandanas y los looks osados. La sensación en el tercer día del festival fue que los cordobeses pisaron fuerte y se hicieron sentir en este festival repleto de figuras de la música internacional, primero con la Mona y después con Paulo Londra.

Carlitos no paró de bailar y moverse durante una hora en el escenario, y se despidió con un mensaje agradeciendo la oportunidad y diciendo que él ya estaba más grande pero que la juventud aproveche de estas experiencias.

Córdoba y el cuarteto se merecían un lugar en uno de los festivales más legendarios de la historia. Y lo tuvieron de la mano del más grande de nuestra música.

Fuente: Cuartetiando

Artículos relacionados

Ver también

Close
Close