Locales/Música

Polémica por la película de Rodrigo

La familia protesta porque no se la dejaron ver antes del estreno. La palabra de Magui Olave

A tan solo una semana del estreno de la película de Rodrigo Bueno, se desató un conflicto entre su familia y la producción. Es que si bien los actores ya pudieron verla varias veces, a ellos no se lo permitieron y tendrán que esperar hasta el jueves 4 de octubre, como todos.

Su entorno más cercano, que incluye a su madre, Bety Olave, sus hermanos Ulises y Flavio Bueno, y sus tíos y primos, aducen que ellos no fueron consultados por Ramiro, el hijo del Potro, antes de ceder los derechos de la historia. Si bien hay buena relación entre todos, la comunicación se produjo una vez que todo estaba en marcha, cuando él ya había dado el sí, y solo les permitieron responder algunas preguntas sobre el carácter del ídolo y algunos hechos puntuales.

El problema estaría en que quien aportó la mayoría de los datos tenía tan solo dos años al momento de su muerte y en varias ocasiones contó que no recuerda casi nada de su papá. Por esto, se entiende que todo lo que Ramiro contó, es a su vez algo que le contaron otras personas, especialmente su mamá.

Una vez que terminó el rodaje y la edición, los actores tuvieron acceso al film al menos un mes antes de su estreno. La familia Bueno – Olave pidió insistentemente tener ese privilegio, pero no se lo permitieron. El problema es que alguien que ya lo vió les contó que tenía escenas “muy fuertes” sobre drogas y sexo, por esto es que sospechan que la negativa de la producción viene por ahí.

La única que habló públicamente del tema fue Magalí Olave, quien dijo que tiene miedo que “dejen mal parada” a una persona que ya no está ni tiene posibilidad de defenderse. Escuchala:

Además, Romina se expresó con un mensaje muy fuerte en sus redes sociales, que a los pocos minutos borró:

Artículos relacionados

Close